Todo barbacoa

La web top de barbacoas:

Rodaballo a la brasa

El secreto para preparar un buen rodaballo es la parrilla. Pero no cualquier parrilla. Una de carbón con astillas de madera de vid y roble, con un fuego mantenido a una temperatura de 300º C para replicar el regusto ahumado.

Además de con rodaballo, podemos preparar esta receta con lubina, como vimos http://todobarbacoa.es/lubina-a-la-brasa/ en esta receta, lenguado, bacalao o cualquier pescado blanco y suave.

Rodaballo a la brasa

También se puede preparar entero, en una cesta. La ventaja de hacerlo así, es que la piel mantiene dentro todos los jugos y, al hacerse lentamente sobre el carbón, a la manera que los pescadores lo han hecho así durante siglos, obtenemos todo el sabor de la madera y los bosques también.

Naturalmente, el pescado en sí mismo también es clave.La frescura es el mejor condimento. Lo ideal es que casi estén aleteando, y que sean capturados salvajes.

Una vez que el rodaballo está asado, el último toque es la salsa. Se salsa generosamente con una salsa clásica de mantequilla, vino blanco y nata líquida. También puedes optar por estas otras salsas.

Ingredientes para 2 personas:

  • 7 cucharadas de mantequilla sin sal, fría y en cubos
  • 1 cebolla picada
  • 120 ml de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita tomillo
  • 100 ml de nata líquida para cocinar
  • Sal y pimienta negra recién molida, al gusto
  • 2 filetes de 200-300 gr de rodaballo sin espinas y sin piel
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • Unas rodajas de limón para decorar

Indicaciones para hacer el rodaballo a la brasa

Ponemos a calentar 2 cucharadas de mantequilla en una sartén a fuego medio, hasta que se derrita y empiece a chisporrotear. Agregamos la cebolla picada y la pochamos durante 5 minutos, hasta que esté suave.

Incorporamos el vino, la hoja de laurel y el tomillo, y continuamos la cocción hasta que se evapore el vino. Añadimos la nata líquida, y lo mezclamos hasta que se reduzca a la mitad, unos 4 minutos. Retiramos la hoja de laurel y el tomillo, y quitamos la sartén del fuego.

Agregamos 5 cucharadas de mantequilla poco a poco, batiéndolo hasta que se derrita y la salsa esté suave antes de añadir la siguiente cucharada. Ponemos la salsa a punto de sal y pimienta negra, y lo mantenemos caliente.

Calentamos la barbacoa (si es de carbón mejor, para ahumar el pescado) a fuego medio-alto, y engrasamos con aceite la parrilla. Una vez que haya cogido temperatura, colocamos los filetes en la parrilla y dejamos que se cocinen durante 5 minutos.

Utilizando una espátula de metal, le damos la vuelta y dejamos que se terminen de cocina por el otro lado durante 1 minuto más.

Sacamos el rodaballo de la parrilla y los colocamos sobre un plato. Vertemos la salsa de mantequilla y nata por encima y lo decoramos con el perejil picado y unos gajos de limón.